Blog

La primera adolescencia

Publicado por Escuela Sierra Nevada en 16-ene-2019 12:17:14

 

A diferencia de lo que podríamos pensar, no tenemos 12 o 13 años con nuestros hijos antes de que llegue la tan temible adolescencia. El primer contacto con esta búsqueda de independencia y reafirmación de la personalidad ocurre entre los dos y cuatro años y medio de edad.

 

 

Captura de pantalla 2019-01-16 a las 12.29.44 p.m. 

 Algunos psicólogos y expertos en el tema de desarrollo, han bautizado esta etapa como "la primera adolescencia" pues las características son muy similares a las que identifican a la adolescencia real. La aparición de los primeros síntomas es alrededor del cumpleaños número dos de nuestros pequeños e incluyen:

 

  • Berrinches sin razones aparentes
  • La utilización del NO, "yo solo" o "mío, mío" como palabras y frases favorita
  • Llanto, gritos o golpes
  • Rebeldía y confusión
  • Cambios drásticos de humor

 

¿Te suena familiar?, no eres el único; todos los niños (y sus papás) atraviesan estos momentos complicados aunque cada caso es único y se vive con distinta intensidad. La mejor recomendación es no comparar a tu hijo con nadie y enfocarte en ayudarlo a superar esta etapa en la que está aprendiendo a manifestar su independencia.

 

El objetivo detrás de "la primera adolescencia" es que los niños aprendan a ser ellos mismos y se reconozcan como personas distintas a los padres. Descubrir lo que les gusta y comenzar a reclamar su lugar en el mundo. Si entendemos esto, es probable que nos cueste menos trabajo (y frustración) el superar este periodo.

 

Algunas estrategias a las que puedes recurrir cuando tu hijo se transforme en pequeño Godzilla y los berrinches parezcan interminables son:

 

1. Entender que NO ES PERSONAL y que las pataletas no son en tu contra y, mucho menos, porque no te quiera. Simplemente es una ambivalencia entre lo que su naturaleza dicta y las normas establecidas. Esta etapa pasará, tu hijo madurará y los berrinches se irán espaciando, ¡lo prometemos!

2. MANTÉN LA CALMA. Por difícil que sea, respira e intenta mantenerte en tu centro. Si de plano ya no puedes, la recomendación es salir de la habitación y tomarte unos minutos antes de regresar con tu pequeño. De esta forma evitarás gritarle y entrar en una lucha de poder.

3. DALE TIEMPO. Lo peor que podemos hacer en medio de un berrinche mayúsculo es intentar negociar con nuestros chamacos. No lo intentes pues no te van a escuchar ni entender. Asegúrate que no tenga nada con lo que se pueda hacer daño y déjalo que se le pase. En algunos casos funciona abrazarlos, en otros darles espacio, ¡experimenta para ver que funciona con tu hijo! Una vez que este tranquilo entonces sí es momento de platicar y llegar a acuerdos. 

4. Y la REGLA DE ORO, recuerda que los niños aprenden con el ejemplo por lo que tiene más peso lo que haces que lo que dices. 

 

En la ESCUELA SIERRA NEVADA nuestra prioridad es el bienestar y desarrollo integral de cada uno de nuestros alumnos, ¡Acércate a nosotros! y conoce nuestra propuesta educativa. 

 

También te podrá interesar: Te presentamos el mejor colegio de Zona Esmeralda


 


Guía para compartir tiempo de calidad con tus hijos

Categoría: Vida familiar, Adolescentes, Padres de familia, escuela sierra nevada, hijos, niños, desarrollo integral, escuela, adolescencia

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todo lo que un padre de familia como tú debe saber

New Call-to-action
actividades-extracurriculares

PUBLICACIONES RECIENTES

Guía sobre Tecnología y Educación
Guía para compartir tiempo de calidad con tus hijos
Guía para fomentar el liderazgo en tus hijos